arrastran las tablas de la ley
el erotismo es un constante viaje
a través de disolvencias y oscurecimientos;
cree fervientemente en dios.
pasa de la realidad plácida
caminando con botines maltratados
la evolución psicológica de un “lazarillo”
realidad enfermiza del burdel